Visita a Ponferrada

Paseando por su casco antiguo se pueden ver vivas las huellas de la historia de Ponferrada.
En el entramado de callejuelas tejido en la parte alta de la ciudad y presidido por la silueta majestuosa del Castillo de los Templarios, el viajero irá descubriendo la Basílica de la Encina, la Calle del Reloj y su torre (levantada sobre una de las puertas de la antigua muralla), que da paso a la Plaza del Ayuntamiento, presidida por la fachada de la Casa Consistorial. La Real Cárcel, hoy museo del Bierzo, ofrece un paseo por la historia, desde la más remota a la más cercana.
Y muy próximas a la ciudad, la iglesia mozárabe de Santo Tomás de las Ollas y la románica de Santa María de Vizbayo en Otero.

También podeis visitar los diferentes museos de la ciudad:
Tres de titularidad municipal:
Museo del Bierzo
Museo del Ferrocarril
Museo de la Radio Luis del Olmo
Uno de titularidad estatal:
La Fábrica de Luz. Museo de la Energía
Uno de titularidad compartida con las Hermandades de Semana Santa:
Museo de las Cofradías
A pesar de su reciente creación los museos de Ponferrada conservan un patrimonio sumamente singular que permite a quienes los visitan tomar contacto directo con lo que ha sido nuestra historia.
En el caso del Museo del Bierzo hay que añadir la importancia histórica y arquitectónica del propio edificio, antigua sede municipal y Cárcel Real, donde se ubican las exposiciones y que data de 1565.
Al igual que cabe destacar la relevancia del edificio en el que se encuentra el Museo de la Radio Luis del Olmo y que es conocido popularmente como Casa de Los Escudos.
Ponferrada Patrimonio Cultural permite adquirir una entrada conjunta para visitar el Museo del Bierzo, el del Ferrocarril, el de la Radio y el Castillo de los Templarios.

Actualmente no se puede entrar con perro a ningún monumento ni museo, por lo que podéis disfrutarlo por turnos, así vuestro perro no se queda solo.

Una vez acabadas las visitas podréis pasear con vuestra mascota por el paseo fluvial del Río Sil, os recomendamos el tramo por el margen derecho, entre el Museo de la Energía y el Puente del Ferrocarril.
También podreis pasear con ella por los distintos parques de la ciudad y daros una vuelta por los diferentes senderos del Monte Pajariel y por las cercanas rutas de senderismo que hay en sus alrededores.

Para terminar podeis comer, cenar o tomar algo en compañía de vuestra mascota en cualquiera de los establecimientos dog friendly , y también en las numerosas terrazas que existen en la ciudad.
Como podréis comprobar nuestra ciudad tiene los alicientes suficientes para satisfacer todas las necesidades durante vuestra estancia y la de vuestra mascota.

Con  la

colaboración

del